Categories Menu

Publicado en Noticias

8 ventajas de contar una asesoría integral

Contratar asesoría integral

Trabajar en una pyme conlleva mucho trabajo. Estar pendiente de la producción, del personal, de los clientes, es decir, de que todo funcione correctamente y además, claro está, obtener beneficios. Pero estar ocupado no debe ser sinónimo de estar preocupado, al menos por asuntos que se pueden delegar en una asesoría que nos aliviará de grandes cargas.

Una pequeña y mediana empresa (pyme) produce menos que una de mayor capital y producción pero debe realizar casi las mismas gestiones administrativas y encargarse de tareas como la del personal, la contabilidad y otras muchas cosas. Claro está los recursos son menores, también en personal. Y cuando hablamos de números nada puede fallar. Aunque la parte financiera no es la única importante en cualquier empresa. Todo un entramado de tareas que deben ser gestionadas eficazmente.

Delegar en una asesoría es una cuestión importante para poder dedicarse de forma plena a la actividad económica de la empresa y sacarle el mayor rendimiento, es una opción que tienen en cuenta cada vez más pymes. Y sobre todo al comprobar estas 8 grandes ventajas de contar una asesoría integral que, sin duda, ayude:

  1. Gestiones administrativas. Aquello que parece sencillo pero que roba mucho tiempo de trabajo como la facturación y los pagos a proveedores o la solicitud de licencias. Además, existen otras gestiones que se dejan pasar por falta de tiempo o desconocimiento como la búsqueda y gestión de subvenciones.
  2. Asesoría laboral. El mundo laboral es muy cambiante y flexible por ello es muy necesario que la pyme cuente con una asesoría con los mejores expertos que le recomienden los contratos más ventajosos tanto para contar con el personal laboral como para los colaboradores. Las nóminas, finalizaciones y aperturas de contratos también son tareas importantes que ofrecen.
  3. Ventajas fiscales. La asesoría siempre conseguirá las mejores ventajas fiscales para la pyme y llevará los plazos al día para pagar los impuestos, etc. Además, realiza un análisis previo anticipativo al cierre fiscal para evaluar las distintas alternativas y poder tomar las decisiones más beneficiosas para la empresa.
  4. Asesoramiento jurídico. Muchas pymes no contratan este servicio porque creen que no lo necesitarán pero en caso contrario siempre es una alegría tenerlo, ya que puede salvar de problemas mayores.
  5. La legalización y apertura de los libros diarios; libro mayor y libros de actas conllevan conocimientos que quizás una pyme desconozca, por ello siempre es mejor delegar en una asesoría.
  6. Agentes financieros. Préstamos, acciones, líneas de crédito… cuando una pyme necesita capital y cuando quiere que este crezca se debe asesorar para hacerlo de la mejor forma posible.
  7. Este no es un tema menor ya que se trata de seguros de responsabilidad civil, siniestros y robos que pueden respaldar a una pyme.
  8. Trámites de tráfico. Si existe un vehículo de empresa, en la pyme, es importante conocer los permisos necesarios y cómo tramitarlos. O mejor, dejar que lo haga la asesoría.

Como ya sabes en Fispyme nos encargamos de todo para que nuestros clientes estén tranquilos y sus empresas evolucionen positivamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.